Declaración de las Trabajadoras del Hogar reunidas en Chile

Compartimos la declaración que surgió del Encuentro de Trabajadoras Domésticas del Cono Sur, organizado por la AFM en Santiago de Chile los días 24 y 25 de enero de 2020. Fue leído en la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe por Miriam Da Rosa.

DECLARACIÓN TRABAJADORAS DEL HOGAR REUNIDAS EN CHILE

Las  trabajadoras  del hogar, reunidas en Santiago de Chile los días 24 y 25 del corriente mes de enero de 2020, en el contexto de la Articulación Feminista Marcosur:

Manifiestan que: Según estudios de la OIT somos 18 millones de mujeres  trabajadoras  en América Latina, siendo el trabajo doméstico una labor casi invisible para la sociedad,  es sin embargo imprescindible para la vida de las familias de nuestros empleadores. Realizamos tareas fundamentales en hogares de terceros para que estos funcionen, como limpieza higiene,  cocina,  cuidado de niños, de ancianos, entre otras.

Contribuimos a la economía de nuestros respectivos países y cuando somos migrantes y refugiadas  a la economía  de  países de origen y destino, en muchos de los cuales nuestros derechos continúan siendo vulnerados. La mayoría de países de América Latina ha ratificado el convenio 189 de la OIT, sin embargo  aún son deficientes los procesos de implementación y la concreción de nuestros derechos al trabajo y del trabajo, aún existen múltiples barreras para el ejercicio de nuestros derechos que van desde la discriminación, hasta la criminalización.

En  consecuencia solicitamos a los Estados: El respeto  y el ejercicio de los derechos humanos y laborales de las trabajadoras del hogar,  en toda la región, sean garantizados a través de la implementación de políticas  públicas que atiendan a las realidades de cada país y en particular a las necesidades de las mujeres afrodescendientes, indígenas, migrantes, refugiadas y campesinas quienes se encuentran en mayores condiciones de vulnerabilidad.

Exhortamos a los Estados a implementar adecuadamente en su legislación  el convenio 189 especialmente los artículos 3, 5 y 8 que implican el respeto  los derechos humanos y a los Estados de Salvador, Honduras y Guatemala, a ratificar e implementar el Convenio 189 de  la OIT.

Exhortamos a  los Estados a  ratificar e implementar el convenio 190 sobre violencia y acoso en el mundo el trabajo.

Que se implementen políticas públicas, que atiendan y mejoren la calidad de vida de las trabajadoras domésticas y sus familias, salario justo, prestaciones sociales, garantía del derecho a la actividad sindical sin criminalización, acceso a educación, a vivienda, a crédito justo, atención a las mujeres de la tercera edad, víctimas de violencia, acoso y trata de personas en el contexto del trabajo doméstico, creación de albergues y refugios, prevención y atención del trabajo infantil  y apoyo para la crianza y formación de nuestros hijos.

Que exista representación de las trabajadoras del hogar en todos los  eventos nacionales e internacionales donde se tomen decisiones sobre ostras y que nuestras voces sean  escuchadas

Que los Estados  y las organizaciones de cooperación internacionales destinen recursos para el fortalecimiento de nuestras organizaciones y liderazgos sindicales como mecanismos de reparación a la histórica discriminación y exclusión que vivimos en el mundo dl  trabajo.

Pedimos  a las organizaciones de mujeres y feministas que nos sigan acompañando en esta lucha por nuestros derechos e igualdad.

Proponemos que el 30 de marzo sea declarado feriado mundial, en reconocimiento al día internacional de la trabajadora domestica, por los millones de mujeres que entregan su vida al trabajo.

Organizaciones firmantes:

SINTRAHOGARP – AMUNETRAP- DE PERÚ

SINDUCAP – DE CHILE

SINTRASEDOM – DE COLOMBIA

FENATRAD – DE BRASIL

AMUMRA – ARGENTINA

SUTD – URUGUAY

SINTRADESPY – PARAGUAY